dijous, 21 d’abril de 2011

Buñuelos de Viento o de Cuaresma

INGREDIENTES:

125 ml de leche
75 g de harina
60 g de mantequilla
3 huevos
Sal
Azúcar
Aceite
Anís (líquido)
Matalauva (anís en grano)
Piel de limón
Canela

PREPARACIÓN:
Ponemos la leche, junto con la mantequilla, un trozo de piel de limón y unos cuantos granos de matalauva al fuego, hasta que la mantequilla se derrita del todo. Retiramos la piel de limón, colamos los graños de matalauva, ñadimos un pellizco de sal, y, manteniendo en el fuego, añadimos la harina, revolviendo hasta que la masa que se va formando se despegue de las paredes del cazo.

Fuera ya del fuego, añadimos un huevo y vamos removiendo hasta que se integre en la masa, suavemente. Así hasta añadir los 3 huevos que necesitamos.
Una vez tenemos la masa lista, la vamos añadiendo a trocitos a una sartén con aceite bien caliente. Visto la forma amorfa con que me han quedado a mí (aunque riquísimos de sabor), quizá sería buena idea hacer las bolitas mediante una manga pastelera la próxima vez. Trocitos pequeños, eso sí, que se hinchan mucho y muy rápido una vez en el fuego.

Una vez fritos los buñuelos, colocar en un plato con papel absorvente para quitar el exceso de aceite.

Seguidamente, cuando aún estén calientes, los pulverizamos (con la botellita de la foto va estupendo) con anís (del Mono, el chulo de Badalona, naturalmente) y los rebozamos con azúcar mezclada con canela en polvo.





BSO: Maga, Una piel de astracán

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada