diumenge, 28 d’agost de 2011

Pastel de Zanahoria


INGREDIENTES:
• 130 gr. de mantequilla
• 200 gr. de azúcar moreno
• 2 cucharaditas de café de canela molida
• 2 cucharaditas de café de esencia de vainilla
• 5 cucharadas soperas de leche
• 2 huevos batidos
• 150 gr. de zanahorias ralladas
• 50 gr. de coco rallado
• 50 gr. de nueces
• 200 gr. de harina integral
• 2 cucharaditas de levadura en polvo (15 gr. aprox.)
• Una pizca de sal



Para la cobertura
• 175 gr. de queso cremoso
• 2 cucharadas soperas rasas de azúcar glass
• 2 cucharadas soperas de nata líquida

PREPARACIÓN:

• En un bol mezclamos la mantequilla fundida, los huevos batidos, el azúcar, la canela, el coco y la zanahoria rallada.


• Tamizamos la harina, la sal y la levadura y lo añadimos a la mezcla anterior.
• Añadimos las nueces y pasamos toda la mezcla por la batidora, para que la textura sea fina y no nos encontremos trozos ni de nueces ni de zanahoria.
• Añadimos la leche para que la masa sea más ligera y el bizcocho quede más esponjoso.


• Colocamos en un molde engrasado al horno, previamente precalentado a 180º.
• Dejamos a la misma temperatura entre 45-60 minutos (pinchad con palillo hasta que salga seco, cada horno es cada horno...)


• Preparamos la cobertura mezclando el queso, el azúcar glas y la nata líquida y removiendo hasta que queden integrados.


• Una vez frío, partimos el bizcocho en dos y rellenamos con la cobertura por la mitad y por encima.


• En este caso hemos utilizado unos corazoncitos de azúcar para decorar.



A disfrutar!


BSO: Carrot Rope, Pavement (Me encanta esta canción)

dimecres, 24 d’agost de 2011

Baba Ganoush

Para entendernos, paté, pasta, puré o crema de berenjenas. Hay infinidadad de versiones según el país.

Plato típico de la cocina de Oriente Medio, también se conoce con el nombre de muttabal o muttabal betinjan. Me gusta más el nombre de Baba Ganoush porque quiere decir "Coqueto y vicioso". En Siria y Palestina especialmente se le conoce con este nombre, debido, dicen, a la textura suave y dulzona, y porque se hace difícil dejarlo de comer una vez se empieza... (de eso doy fe). Se administraba a féminas casaderas con la intención de contagiarles las propiedades del Baba Ganoush y así revalorizarlas. En fin...

INGREDIENTES:
• 4 berenjenas medianas
• 2 dientes de ajo
• 2 cucharadas de tahini
• 3 cucharadas de zumo de limón
• 2 cucharadas de aceite de oliva
• 1/2 cucharadita de comino.
• Paprika
• Sal
• Pimienta

PREPARACIÓN:

• Cortamos las berenjenas longitudinalmente. Las salamos y las dejamos unos 15 minutos para que exuden el agua por acción de la sal.
• Asamos las berenjenas a unos 180-200º unos 30-40 minutos (con la piel hacia arriba).
• Una vez frías, les retiramos la piel, las desmenuzamos y las mezclamos con el tahini, el aceite de oliva, el zumo de limón, el comino y los ajos machacados. El líquido que haya quedado al escurrir las berenjenas lo podemos reservar en caso de que necesitemos más tarde rectificar de espesor nuestro mutabal.

 

• Lo mezclamos todo bien hasta obtener una crema pastosa (a mano o batidora).
• Salpimentamos.
• Colocamos la crema en un recipiente y intentamos darle forma aplanada y con surcos (removiendo circularmente con una cuchara). En los surcos que quedan, rociamos con un chorro de aceite de oliva y espolvoreamos con paprika (dulce, picante o ahumado, eso va a gustos).


• Decorar un una ramita de menta fresca (en este caso no tenía fresca y lo espolvoreé con menta seca)
• En invierno se pueden añadir unos granos de granada por encima como decoración, color y contraste de gusto. Queda buenísimo. En verano, si se quiere, se puede adornar con unos cuadraditos de tomate maduro, también queda bueno.
• Lo ideal es acompañar con pan de pita o bastoncitos de pan en forma de dip, pero si cortamos unas zanahorias y apio en forma de bastoncillos, como crudités, también queda estupendo.


P.D. Special Thanks a Anna que trajo un dia esta crema gloriosa a una cena y me la dio a conocer.

BSO: Beirut, "La Llorona"

dijous, 4 d’agost de 2011

Danubio

Mi amiga Rossella es italiana y una gran cocinera. Una vez en su casa me dio a probar este plato típico de su tierra, Nápoles, y me enamoró, así que quedó pendiente de que viniera un día a casa y me enseñara a hacerlo. Por fin encontramos el momento, y éste es el resultado. En este caso optamos por un relleno más "vegetal", pero se puede hacer con embutido, carnes, verduras... como siempre, la imaginación al poder.

INGREDIENTES:

• 550 gr. de harina (si es de fuerza, no es necesario el gluten)
• 250 ml. de leche (mitad suero, mitad leche si es posible)
• 1 cubito de levadura fresca (unos 25 gramos)
• 1 huevo
• 5 gr. de gluten
• 10 gr. de sal (2 cucharaditas de café)
• 50 ml. de aceite
• 30 gr. de azúcar

PREPARACIÓN:
• Disolver la levadura en la leche ligeramente tibia.
• En un bol mezclar la harina, la sal, el azúcar, el gluten, la leche con la levadura y mezclar hasta obtener una masa que se pueda trabajar con las manos. Una vez conseguido, cubrir con un trapo grueso para dar calor, y dejar reposar un mínimo de 45 minutos (hasta que veamos que prácticamente ha doblado su volumen).
• Chafamos la masa ya reposada con la finalidad de sacarle el aire. Vamos formando bolitas y las colocamos en una bandeja.
 • La gracia es que estén ligeramente separadas, y las dejamos reposar de nuevo mientras preparamos el relleno.

RELLENO:
En esta ocasión, rellenaremos nuestras bolitas con un sofrito de mató, calabacín, puerros y jamón de pavo.
Para elaborar el mató:  Calentamos 1 litro y medio de leche, sin dejar que hierva. Añadimos una cucharadita de sal y retiramos la nata que se vaya formando en la superfície de la olla. Cuando esté suficientemente caliente, procedemos a añadir gotas de limón (o vinagre de manzana, por ejemplo) hasta que el líquido cuaje. Lo colamos y ya tenemos listo el mató.


El líquido que sobra de la cocción (suero) se puede guardar y usar para preparar otros productos lácteos.

• Sofreímos 2 calabacines y 1 puerro grande troceados, y cuando ya estén tiernos, añadimos el mató y unos 100 gr de jamón de pavo cortado a daditos.


• Ponemos el horno a precalentar a 200º C y procedemos a rellenar las bolitas.


Podemos ver el proceso, en éste vídeo.

• Debemos colocar las bolas lo suficientemente cerca para que en el momento en que se expandan con el calor del horno, se peguen unas a otras, formando la típica malla del Danubio.


• Una vez rellenas todas, las pintamos con yema de huevo mezclada con un chorrito de aceite y sal.


• Al horno 10 minutos a 180º C y luego 10 minutos más a 160º C.

BSO: Rabbia e Tarantella, Ennio Morricone